“Centenaria de acero” y “Madre coraje” son usuarias de Pensión 65 | Pensión 65

Línea gratuita: 0-800-11-007                         Central Telefónica: (01) 705-2900

 

“Centenaria de acero” y “Madre coraje” son usuarias de Pensión 65

7 mar 2018

Desde diversas facetas, como lideresas comunales, abnegadas profesoras, dedicadas madres y abuelas; varias usuarias del Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, son ejemplos y guías en sus comunidades, y por ello merecen ser destacadas con ocasión de celebrarse el Día de la Mujer.

Al quedar viuda, crió sola a sus 6 hijos

Al quedar viuda, crió sola a sus 6 hijos

A pesar de su edad, en algunos casos sobre los 100 años, son mujeres productivas que se han convertido en referentes de sus pueblos y por eso el Estado las reconoce.

Consciente de ello, el director ejecutivo de Pensión 65, Dr. Heber Armas Melgarejo, recuerda que entre los 540 mil afiliados que atiende Pensión 65 a nivel nacional, 299,449 son usuarias mujeres, de las cuales 161,578 viven en zonas rurales.

“Muchas de ellas tienen trayectorias dignas de resaltar, y qué mejor ocasión que el Día de la Mujer para reconocer que sus sabias experiencias que comparten con las nuevas generaciones, contribuirán a formar mejores seres humanos”, señaló Armas Melgarejo.

Una de estas mujeres de acero es Pilar Arias Alcoser, de 100 años de edad, quien pese a su avanzada edad, aún se dedica a la agricultura en su huerta, en las alturas de Junín.

Centenaria con su hija Trinidad Vega y sus nietos Micael y Samuel

Centenaria con su hija Trinidad Vega y sus nietos Micael y Samuel

Su vida estuvo llena de sacrificios y mucho trabajo, ya que al quedar viuda, cuando 6 de sus 12 hijos aun eran pequeños; se dedicó a la agricultura para sacar adelante a la familia. Pero como el dinero no alcanzaba, puso en práctica las enseñanzas de su madre y empezó a tejer chompas, medias y guantes, para venderlas en el mercado.

Pilar nació en el distrito de Ulcumayo, provincia de Junín, el 12 de octubre de1917; habla quechua y castellano; y pese a que ahora la vista ya no la ayuda mucho, continúa tejiendo porque, como ella dice, “no puede estar ociosa”.

Vive en el Barrio Miraflores, en Tarma, junto a una de sus hijas a quien ayuda en las labores del hogar, además de cultivar algunos alimentos de pan llevar para su autoconsumo. Sus vecinos cuentan que doña Pilar es “una centenaria de acero”.

En otro punto del país encontramos a Carmela Martínez Sacramento, de 80 años. A ella la llaman en su barrio “La Madre coraje”, pues pese a las circunstancias duras que le tocó vivir, como el fallecimiento de su esposo y tener que criar sola a sus seis hijos, ha forjado una vida de ayuda a los más necesitados, en especial a los niños y adultos mayores.

Carmela o Madre coraje, ha criado cientos de nietos, en cunas de Cañete

Carmela o Madre coraje, ha criado cientos de nietos, en cunas de Cañete

Motivada por su sensibilidad social, hace cuatro décadas fundó un wawa wasi en el distrito de Pueblo Nuevo, en Cañete, donde cuida a niños y niñas cuyas madres deber salir a trabajar. De esta manera ha logrado acumular centenares de “nietos” y lo seguirá haciendo mientras Dios le dé vida.

Por su labor, doña Carmela logró el reconocimiento y cariño de su comunidad y también ha recibido condecoraciones del Ministerio de la Mujer el año 2014 con la “Orden al mérito de la Mujer”; de la Municipalidad de Imperial por ser “ejemplo de mujer luchadora, forjadora y emprendedora”, y de la Municipalidad de Cañete, como “Mujer Coraje”.

Hoy, doña Carmela sigue viviendo en el asentamiento humano “Asunción 8”, donde eventualmente recibe a madres de familia que le llevan a sus bebés para que les cure del susto.

DATOS Y CIFRAS

  • Pensión 65 atiende a personas mayores de 65 años a más, que viven en extrema pobreza en los 1,874 distritos de todo el país.
  • Según el INEI, en el Perú existen 15’887,000 mujeres y representan el 49.9% de la población total del país.
  • Al año 2016, 7’439,600 mujeres — de 14 y más años de edad— son parte de la Población Económicamente Activa (PEA).
A sus cien años, Pilar Arias aun teje porque no necesita estar siempre haciendo algo

A sus cien años, Pilar Arias aun teje porque no necesita estar siempre haciendo algo