Ministra Molinelli entregó trofeo “Saberes Productivos de Pensión 65” a 156 alcaldes del país | Pensión 65

Línea gratuita: 0-800-11-007                         Central Telefónica: (01) 705-2900

 

Ministra Molinelli entregó trofeo “Saberes Productivos de Pensión 65” a 156 alcaldes del país

19 oct 2017

En el marco de la VI Semana de Inclusión Social, la Ministra de Desarrollo e Inclusión Social – MIDIS, Fiorella Molinelli, entregó a 156 Gobiernos Locales el Premio Saberes Productivos, en  reconocimiento a su destacado trabajo y actividades a favor de la intervención Saberes Productivos del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65.

Intérpretes de jaqaru, Candy Acevedo y Rosalvina Valerio, ambas de Tupe, Yauyos Lima

Intérpretes de jaqaru, Candy Acevedo y Rosalvina Valerio, ambas de Tupe, Yauyos Lima

Al acto también asistieron el Viceministro de Prestaciones Sociales, Jorge Antonio Apoloni; y el Director del Programa Pensión 65, Yuri Muñoz.

Saberes Productivos es una estrategia que, a partir de la recuperación y puesta en valor de los conocimientos y prácticas ancestrales de los adultos mayores usuarios de Pensión 65 -principalmente en extrema pobreza-, promueve su bienestar, revalorización y su protección integral.

Esta intervención obtuvo el Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2017, otorgado por Ciudadanos Al Día en la categoría Inclusión Social; así como el 2015 el Premio Buenas Prácticas Interculturales en Gestión Pública 2015 del Ministerio de Cultura.

Pensión 65 proporciona el diseño, capacita y monitorea la intervención. A su vez, los municipios ejecutan Saberes Productivos, facilitando los espacios para las reuniones, y el personal que la desarrolla.

Rosalvina Valero, Candy Acevedo y Ministra Fiorella Molinelli

Rosalvina Valero, Candy Acevedo y Ministra Fiorella Molinelli

El trofeo fue entregado a 156 municipios que impulsan la intervención y así, contribuyen a la mejora de la calidad de vida de los adultos mayores, revalorando su rol como portadores de conocimientos y prácticas ancestrales, que se necesitan mantener, revalorizar y transferir a las nuevas generaciones; porque refuerzan la memoria colectiva e identidad local, y permiten la generación de procesos de desarrollo local, que favorecen a las comunidades en su conjunto.

El director de Pensión 65, Yuri Muñoz, sostuvo que el Programa es más que la entrega de una subvención económica, porque impulsa la protección integral del adulto mayor, promueve su acceso a los servicios de salud y también logra su reconocimiento como portador de conocimientos que deben recuperarse, valorizarse y transmitirse a las nuevas generaciones.

“En ese camino vamos, de la mano con los gobiernos locales, que han hecho posible que Saberes Productivos llegue a 577 distritos del país, donde 54,325 de nuestros usuarios hoy se sienten atendidos, revalorados, respetados y necesarios para sus comunidades”, enfatizó.

Mediante Saberes Productivos, Pensión 65 identificó más de 9 mil saberes como el tejido a cintura practicado por las mujeres de la costa norte; la fabricación de flechas, una destreza propia de la selva; y la danza del Chatri Puli en El Collao, Puno, que no se practicaba por más de 50 años.

Niña Candy Acevedo, director de Pensión 65 Yuri Muñoz y Rosalvina Valerio con alcaldes premiados

Niña Candy Acevedo, director de Pensión 65 Yuri Muñoz y Rosalvina Valerio con alcaldes premiados

 

Además, Pensión 65 ha iniciado la revitalización de lenguas originarias que estaban por extinguirse, como el Kukama kukamiria en los distritos de Nauta y San Juan Bautista en Loreto; y el Jaqaru (reconocida como Patrimonio Cultural de la región Lima) en el distrito de Tupe, provincia de Yauyos, sierra de Lima.

En esta tarea tienen un rol fundamental los adultos mayores de Pensión 65, quienes interactúan con los niños y jóvenes de la comunidad para lograr la preservación de  su lengua materna y su identidad como comunidad.

Una de las protagonistas de este rescate, es la señora, Rosalbina Valerio (79 años), quien asistió a la entrega del premio Saberes Productivos, e hizo una demostración de las sesiones que realiza en Tupe, con cerca de 40 niños y niñas compartiendo, especialmente, cuentos y mitos en lengua jaqaru.

Datos y cifras:

  • Los adultos mayores, al transmitir las experiencias y saberes culturales de su  comunidad, adquieren nuevo valor para sus localidades.
  • Mediante Saberes Productivos, los adultos mayores mejoran su autoestima, porque realizan actividades y se sienten nuevamente útiles, se mantienen activos y socializan entre ellos, y con las nuevas generaciones.
  • Los inicios de saberes Productivos fueron en los distritos ayacuchanos de Los Morochucos y Sarhua. En el primero, se revaloró la práctica de montar a caballo a la usanza de los vaqueros del Ande o “Morochucos”; En Sarhua, enseñaron a fabricar las tradicionales tablas de Sarhua.
  • En 577 distritos se desarrolla Saberes Productivos; de esta cifra, 82 iniciaron actividades en 2013 y 2014; mientras que 177 lo hicieron el 2015 y 306 durante el 2016.